CONSTITUCION DE SOCIEDAD EXPRÉS

CONSTITUCION DE SOCIEDAD EXPRÉS

¿Sabias que puedes tener una empresa en 72 horas?

La creación de una empresa es la creación de un proyecto de vida, es la materialización de una idea, es dar el salto a un sueño y lo más importante, una idea que puede ser rentabilizada.

La constitución de una empresa, es la decisión de ir adelante, de decir, ya tengo el conocimiento, he estudiado el sector, tengo claro cuales son mis clientes y, es hora de avanzar, quiero y puedo, porque ya tengo todas las herramientas y es hora de emprender.

La constitución de la sociedad frente al autónomo no supone un ahorro de costes, por lo que debes tener muy claro porqué sociedad. El Administrador de una sociedad debe ser una autónomo, que pudiera acogerse a una bonificación como el autónomo bonificado, para más información contáctanos.

La sociedad se constituye a través de un proceso contemplado en la normativa específica de sociedades. El proceso difiere si se constituye una sociedad de forma telemática o de forma ordinaria.

 

Por lo que, tenemos dos formas de constituir una sociedad. La primera de forma telemática y la segunda de forma ordinaria. Cuidado, no todas las sociedades pueden constituirse de forma telemática, sólo aquellas en los que concurren unos requisitos.

 

Para obtener una sociedad telemática y exprés, debemos de realizar una sociedad con personas físicas como socios y con un capital de no más de 3.000 euros, aportados en efectivo o en especie. Sino cumplimos estos requisitos, podemos realizar una sociedad limitada telemática pero no exprés.

 

En ambos procedimientos, hay que hacer los mismos pasos, la diferencia es que, en la manera de constitución de sociedad limitada exprés o sistema telemático, hay trámites que ya están automatizados.

 

El primer paso, para constituir una sociedad es hacer una lista de 5 posibles nombres, los cuales son presentados ante el Registrador Mercantil y el cual asignará un nombre bajo la normativa de evitar confusión entre otros nombres registrados.

 

No pueden utilizarse nombre o seudónimos de personas físicas o jurídicas sin la autorización de ésta, no se puede utilizar razones sociales que no estén recogidas en el objeto social, no se puede hacer referencia a organismos públicos del estado, no se puede proponer nombre peyorativos, no se pueden utilizar nombre de marcas o de compañía o que por la semejanza fonética puedan considerarse iguales. Si pueden utilizarse número.

 

El segundo paso, solicitud de CIF provisional ante la AEAT.

 

El tercer paso, realizar la suscripción de la sociedad ante un Notario. Debiendo firmar los Socios y el Administrador de la sociedad con su documento de identificación en vigor, en caso de extranjeros, deberemos realizar el paso previo de obtención de NIE.

La escritura de constitución de la sociedad deberá ser otorgada por todos los socios fundadores, sean personas físicas o jurídicas, quienes habrán de asumir la totalidad de las participaciones sociales. Deberá contener necesariamente:

  • La identidad del socio o socios.
  • La voluntad de constituir una sociedad de responsabilidad limitada.
  • Las aportaciones que cada socio realice y la numeración de las participaciones asignadas en pago.
  • La determinación del modo concreto en que inicialmente se organice la administración, en caso de que los estatutos prevean diferentes alternativas.
  • La identidad de la persona o personas que se encarguen inicialmente de la administración y de la representación social.
  • Se podrán incluir todos los pactos y condiciones que los socios juzguen convenientemente establecer, siempre que no se opongan a las leyes reguladoras.
  • Los estatutos de la sociedad, en los que se hará constar, al menos:
  • La denominación de la sociedad.
  • El objeto social, determinando las actividades que lo integran.
  • El domicilio social.
  • El capital social, las participaciones en que se divida, su valor nominal y su numeración correlativa y, si fueran desiguales, los derechos que cada una atribuya a los socios y la cuantía o la extensión de éstos.
  • El modo o modos de organizar la administración de la sociedad, el número de administradores o, al menos, el número máximo y el mínimo, así como el plazo de duración del cargo y el sistema de retribución, si la tuvieren.
  • El modo de deliberar y adoptar sus acuerdos los órganos colegiados de la sociedad.

El cuarto paso, debemos liquidar el impuesto de trasmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados. Concretamente la creación de empresas está exenta del pago de este impuesto, plazo de un mes desde el otorgamiento de la escritura pública.

 

El quinto paso, procederemos a la inscripción de la sociedad ante el Registro Mercantil de la provincia donde tengamos el domicilio social.

El sexto y último paso, será la solicitud de un CIF definitivo ante la Agencia Tributaria.

 

¿Cuál es la diferencia entre la constitución ordinaria y la telemática? Simplemente, tras obtener la certificación que dará el nombre de nuestra sociedad, en el procedimiento telemático, un operador llamado PAE (Punto de Atención al Emprendedor) realiza el resto de pasos conjuntamente a la constitución de la sociedad. En el procedimiento ordinario, los 6 pasos hay que realizarlos de forma personal.

 

Como pueden ver, además de suponer un ahorro de costes, también supone un enorme ahorro de tiempo, pero como dijimos antes, no todas las constituciones pueden realizarse por el procedimiento telemático.